Aquí vamos con la Bienvenida!

Ya se estarán preguntando, que coño hago metida(o) aquí. 

Pues dejenme decirles, que no se escribir tan arrecho pero si me gusta contar mis pequeñas y divertidas historias. Que por cierto son bien desastrosas. 

Pero lo más importante es que no leerán mis historias como si fuese un libro – nada sofisticado, ni mucho con un dialecto tipo Paulo Coelho. Más bien sentirán que me están escuchando directo desde unas de mis InstaStories. 

Vamos a dejarles mi sonrisa por aquí abajo – y despúes veo de que carajo empiezo a contarles.